logo-mini

Desnudar el alma

Compartir

Desnudar el alma

Boudoir (pronunciado -buduar- más o menos) en francés significa tocador, es el tipo de fotografia que recoge momentos íntimos de belleza, preparación y cuidado personal que realizan las mujeres “mientras se arreglan” en su habitación.

Hoy en día la fotografía Boudoir puede tener muchos  estilos y sugerir imágenes muy diferentes. Es sinónimo de retratos sensuales y elegantes que revelan la belleza de la mujer. Es el destreza de fotografiar el cuerpo y la personalidad mostrando el lado más femenino, creando imágenes en las que la mujer pueda ver reflejada su belleza y al mismo tiempo de ofrecerle una experiencia divertida, refrescante y sexy.

Este tipo de experiencia se realiza en lencería y ropa análoga en la que las mujeres son normalmente ajenas a la cámara, con un posado dulce, delicado y natural. El maquillaje no debe ser exagerado. Se busca insinuar más que enseñar y que la fotografía transmita. La ubicación suele ser principalmente en un dormitorio de una casa particular o de la suit de un hotel.

La línea es muy delgada pues han de ser fotos sensuales pero no sexuales, por lo que la elegancia de la modelo y el criterio del fotógrafo es esencial, porque entonces ya no estaríamos hablando de boudoir, ya sería otro tipo de fotografía.

¿Quién puede ser protagonista de un reportaje boudoir?

Tú. Sí, sí… tú. Tú, tu amiga, tu hermana, tu prima, tu novia,… TODAS

La realización de un retrato boudoir es toda una experiencia sensorial y corporal. El sentirte única, sexy, apreciar cada detalle de tu cuerpo como algo maravilloso y amarlo, es la concepto principal. Es empoderamiento. Es convertir la realidad en arte. Es sentirte bien contigo misma y sorprenderte de tu propia sensualidad y erotismo.


Leave a Comment